Cada vez más firmas de alimentación, productos farmacéuticos y cosméticos apuestan por la externalización del packing. Esta solución, que se adapta a todas las necesidades, permite a las compañías encontrar un partner experto que le ofrece un servicio todo en uno que le posibilita agilizar el proceso de acondicionamiento de productos.

Históricamente, esta parte del proceso de manipulación se había desarrollado en las instalaciones del fabricante, desde el testeo de los productos hasta el embalaje y estaba ligado a unos altos costes, una tecnología obsoleta y a un personal no especializado en el servicio prestado.

Ante esta situación y dadas las necesidades del mercado, surgieron las empresas especializadas en la externalización del servicio de packing, conocidas como empresas co-packing, y que trabajan exclusivamente en ofrecer el acondicionamiento de productos.

Los beneficios del co-packing

El co-packing se dirige tanto a pequeñas firmas que quieren expandirse pero no pueden o no quieren hacer una inversión adicional en su planta, como a grandes compañías, las cuales no quieren reestructurar el proceso de producción. La aparición de una empresa experta en este servicio da la posibilidad de mejora en tres aspectos fundamentales.

  • Experiencia: La trayectoria está muy ligada al saber que se tiene del sector, esta experiencia y conocimiento de las diferentes técnicas y tendencias únicamente la tienen el personal de una empresa especialista, ya que dedica toda su actividad al co-packing.
  • Recursos: Las instalaciones dedicadas en exclusiva al acondicionamiento de productos ofrecen unos recursos técnicos amplios y con una variedad muy extendida de maquinaria que garantiza soluciones a todas las necesidades.
  • Equipo: Los conocimientos de la plantilla son indispensables para conseguir las soluciones más adecuadas. La externalización garantiza a todas las empresas un servicio profesional, y con un equipo conocedor de las técnicas y tendencias del sector.

¿Cuáles son las técnicas más usadas en co-packing?

Los productos tienen unas necesidades específicas del servicio de acondicionamiento de productos, según se trate de productos farmacéuticos, de alimentación, suplementos alimentarios o productos cosméticos.

  • Formato Flow Pack: Se trata de una solución de alta productividad y seguridad en la que se protegen las propiedades del artículo envasado.
  • Formato retráctil: Se utiliza principalmente para proteger y mejorar la presentación del producto y así garantizar el perfecto estado para cuando llegue al consumidor. Esta técnica se utiliza sobre todo para promociones.
  • Formato en sleevers: Es una de las más utilizadas en el embalaje de productos. Este formato garantiza la integridad del producto impidiendo manipulaciones indeseadas.
  • Formatos en estuchados y encolados: Es el montaje de cualquier estuche o display. Esta solución permite el encolado del packaging de componentes con colas termofusibles o hotmel.

En Mark-Pack trabajamos con estas, y otros servicios de acondicionamiento de productos que nos permiten manipular cada producto de manera única y exclusiva. Aplicando las diferentes técnicas ofrecemos unos resultados óptimos, fieles a las necesidades de cada fabricante y producto y, además, aportan un valor añadido al artículo, dada la posibilidad de trabajar con diseños personalizados.

El objetivo principal es la satisfacción total del fabricante y del consumidor final. El co-packing se posiciona como la solución de referencia en casos específicos de pequeñas o grandes empresas, tanto en productos de continuidad como atemporales. De esta manera, se reduce el coste de inversión de la empresa fabricante del producto ya que no deberá invertir en maquinaria ni personal, sino que apostará por una empresa especializada en el servicio y que tiene unos conocimientos elevados.

La calidad o cómo garantizar un buen manipulado

Son diversos los factores que las empresas tienen en cuenta antes de contratar a una empresa externa. La higiene, la seguridad, el tratamiento de los productos y, especialmente, el desarrollo del proceso son las mayores preocupaciones de las compañías a la hora de contratar una empresa de manipulados. Para ello, existen empresas y organizaciones que trabajan para auditar los diferentes procesos y certificar que se cumplen con los mínimos establecidos en la normativa.

La ISO 9001:2015, el registro sanitario, el Registro de Declaración Responsable de Actividades de fabricación de Cosméticos son algunas de las certificaciones más demandadas y que despiertan más interés a la hora de contratar una empresa de externalización. Todo el equipo de Mark-Pack trabajamos para garantizar el correcto cumplimiento de todas las normativas, ofreciendo un servicio íntegro y de calidad, que se adapta a cada necesidad.