El control de calidad debe estar presente en todos los puntos de la cadena productiva: antes de empezar, durante el proceso y al finalizar. Si se aplica solamente cuando tenemos el producto final, no servirá para garantizar que cumple los requisitos básicos de seguridad. Los sectores cosmético y farmacéutico son de los más delicados en términos de calidad.

En Mark-Pack controlamos el proceso de producción desde su inicio hasta el final, y hacemos el seguimiento de la llegada de los productos para reportar la calidad del procedimiento. Es una de las garantías que ofrecemos a nuestros clientes. Además del proceso de calidad en la producción, también controlamos la calidad de la expedición de la mercancía, garantizando que la carga y el transporte en el cual viajará se encuentre en óptimas condiciones.

¿Cómo saber que el control de calidad es el adecuado?

La supervisión es clave en tres fases del proceso: recepción, producción y expedición.

  • Durante el control de recepción de materiales o de producto debe realizarse un check-list visual del estado del vehículo que los ha transportado (teniendo en cuenta cuestiones como los olores, la limpieza, si hay roturas, etc.) y del paletizado de los productos. Es el momento también de prestar atención a la mercancía sensible al calor o la humedad, mediante controles térmicos de medición.
  • El control de producción comienza con la inspección preliminar de todos los materiales del cliente (trazabilidad) y consumibles, y con la comprobación del estado de limpieza de la máquina o cadena productiva, y de toda la documentación aportada. Durante el proceso de fabricación se realizan controles parametrizados continuos sobre la cantidad y el timing de producción. En Mark-Pack cubrimos cualquier requerimiento de nuestro cliente en cuanto a la frecuencia y volúmenes de inspección. Por último, se lleva a cabo la revisión del producto acondicionado y/o manipulado, prestando atención a que esté encajado, paletizado e identificado de acuerdo a las instrucciones de la documentación aportada.
  • Llegamos a la fase final, el control de expedición o liberación de producto, en que se hace el muestreo de toda la producción a expedir. Se chequean los registros de control de calidad de todo el proceso para determinar como conclusión si el resultado final es conforme o no conforme.

En Mark-Pack certificamos mediante registro que la producción ha seguido las especificaciones técnicas acordadas con el cliente y verificadas según los procedimientos de control establecidos durante el proceso.

Anticipar anomalías en las materias primas, asegurar la calidad del producto y del buen funcionamiento de los procesos internos son algunas de las claves que garantizan la sostenibilidad de la empresa. Es imprescindible controlar tanto el nivel de calidad de materiales, procesos y máquinas como del personal. El equipo humano de Mark-Pack lleva a cabo sus funciones con la mayor profesionalidad, entre las cuales el control de calidad es siempre prioritario.